viernes, 29 de marzo de 2013

MONA DE PASCUA





Lo prometido es deuda.... aquí tenéis la mona de Pascua.
Ya sabréis que por nuestra tierra es típico que los padrinos regalen a sus ahijados estas monas el lunes de pascua para merendar. Y nosotras os proponemos que esta semana santa os metáis un ratito en la cocina y dejéis sorprendidos a vuestros familiares y amigos.
Esta mona no ha durado mucho así de mona... enseguida la hemos despojado de sus plumas y pollitos (por cierto, cuando eramos pequeñas,  no había pollos tan chulos), y nos hemos cortado unas porciones y .... madre mía! Allí nos ves a las dos en la cocina comiendo y recibiendo whatsapps del tipo: "trae un trozo para merendar".... porque lo primero que hacemos siempre es mandar fotos a nuestros maridos y a nuestra mami.
Ale, a la cocina que hay faena, eso si, fácil fácil eh!

Ingredientes:

Para el bizcocho,
- 4 huevos
- 2 cucharadas de agua caliente
- 130 gr. de azúcar caster (en nuestro caso usamos la normal)
- 110 gr. de harina de trigo
- 40 gr. de harina de maíz (maizena)
- 5 gr. de levadura
- 1 cucharada de aroma de vainilla
- una pizca de sal

Para el almíbar,
- 1 taza de agua
- 1 taza de azúcar

Para decorar, rellenar,
- nata para montar
- almendra en granillo
- mermelada de frambuesas
- plumas, pollitos y huevo de chocolate


Preparación:


Precalentar el horno a 170 grados.
Lo primero que haremos será el almíbar, para ello ponemos en un cazo una taza de agua y una taza de azúcar y lo ponemos al fuego, removemos un poco hasta que el azúcar se desace y retiraremos de la fuene de calor después del primer hervor. Lo dejamos enfriar. Como veréis es muy fácil de hacer y es el complemento perfecto para nuestras tartas, para que queden mas jugosas. Nosotras le hemos añadido unas gotas de aroma de caramelo mientras estaba en el fuego, pero le podéis echar del que más os guste... o no echarle nada porque realmente no le hace falta. 
Ahora nos liamos con el bizcocho, que por cierto, es el mismo que casi siempre hacemos porque es nuestro preferido.
Separar las claras de las yemas. En un bol, empezamos a montar las claras, cuando empiecen a formarse picos añadimos 1/3 del azúcar y acabamos de montarlas. 
Por otro lado ponemos las yemas junto con las dos cucharadas de agua caliente (esto ayuda a que monten rápido), cuando esté medio montadas añadimos el resto del azúcar y batimos hasta que quede una masa cremosa y con mucho volumen. Ya veréis que suben un montón.Ahora añadimos las claras a las yemas con movimientos envolventes para que no se bajen, cuando estén integradas incorporamos la vainilla.
En un bol, tamizar las harinas, la levadura y la pizca de sal juntas e incorporar a la mezcla anterior, en forma de lluvia. Seguimos con los movimientos envolventes.
Verter la mezcla en un molde engrasado. 
Hornear durante unos 35-40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.
Cuando el bizcocho esté frío,  lo cortamos en tres capas.
Ahora empezaremos con el montaje, colocamos la base del bizcocho sobre una base giratoria y le echamos un poco de almíbar,  luego, con la ayuda de una manga,  hacemos un cordón de nata por el borde de la tarta y después ponemos una fina capa de mermelada de frambuesas. Repetimos esta operación con el siguiente piso del bizcocho. Por último colocamos la ultima capa y cubrimos todo el pastel de nata. Los bordes los hemos cubierto con almendra en granillo y a la parte de arriba le hemos hecho unos adornitos de nata con la manga. Por último,  hemos adornado con plumas,  pollitos. ... chocolate. ... vamos, lo típico. 
(Lo del cordón de nata por el borde lo ponemos para que al ponerle encima el segundo piso de bizcocho no se salga la mermelada y así al cubrir los bordes de la tarta con la cobertura , esta no se manche de relleno.)



No han quedado ni las migas...

sábado, 23 de marzo de 2013

MUFFINS CON NUECES Y CHOCOLATE BLANCO




Menuda merienda nos pegamos las tardes que horneamos muffins!!!!
Y es que es uno de nuestros dulces favoritos. Si vamos a algún sitio a tomar café y hay muffins.... seguro que los probamos.
Además,  son fáciles de preparar y hay decenas de recetas, múltiples conbinaciones.. y si no pues coges una receta básica y le añades tu/s ingrediente/s favorito.
Para preparar muffins se puede usar una batidora pero la verdad es que no hace falta, a mano se preparan muy bien ya que no es preciso batir mucho la mezcla. De hecho, si batimos demasiado no salen muy jugosos, la masa resulta mas seca. Así que ya sabéis, no hay excusas.  En poco mas de media hora podéis tener la merienda/desayuno perfecta.
Por cierto, la receta es americana y las cantidades estaban en tazas pero como veréis, os las hemos "traducido" a gramos o ml para las que no disponéis de este sistema de medida. La medida de nueces no está pasada a gramos porque la verdad es que las hemos echado un poco a ojo o a gusto del consumidor, así que vosotros mismos.

Ingredientes:

280gr de harina
60gr de azúcar blanca
60gr de azúcar morena
2 tsp de levadura en polvo
½ tsp de sal
2/3 taza de leche entera (o 166ml)
112gr de mantequilla
2 huevos batidos
1 tsp de vainilla
350 gramos de chocolate picado
½ taza de nueces picadas

Preparación:

Precalentar el horno a 220 grados.
En un bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, los dos tipos de azúcar,  la sal y la levadura.
En otro recipiente, mezclamos los huevos,  la leche, la mantequilla y la vainilla.
Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos y cuando estén integrados añadimos las nueces picadas y el chocolate blanco troceado.
Repartimos la masa en las cápsulas para muffins y horneamos durante 15 o 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

jueves, 14 de marzo de 2013

CHEESECAKE JAPONÉS



Esta semana hemos empezado a promocionar nuestros talleres, estamos muy ilusionadas, hemos empezado con un curso de cupcakes de buttercream, temática flores y con otro de cupcakes decoración en forma de zapato. Esto no queda aquí, vamos a seguir con otro de cupcakes de fondant y más adelante empezaremos con los online. Las fechas las iremos publicando en el facebook con tiempo suficiente.

Y ahora si que siiiiii, vaya tarta de queso, buena, buena, buenísima hasta el infinito y más allá... su textura es parecida a la de una mousse, muy suave con razón se le llama suave algodón. La receta es del blog Uno de Dos, os recomendamos que lo visitéis.

Se os esta haciendo la boca agua? jijiji... venga que paramos ya... ahí va la receta.

Ingredientes:

- 450 grs de queso crema (hemos utilizado philadelphia)
- 100 ml de leche entera
- 55 grs de mantequilla
- 6 huevos medianos
- 150 grs de azúcar
- 60 grs de harina
- 20 grs de maizena
- 1/4 tsp crémor tártaro ( una cucharadita tamaño café), si no tenéis crémor también podéis utilizar un sobre blanco de gasificante del Mercadona
- 1 tsp de esencia de limón ( cucharadita de postre)
- ralladura de limón grande
- 1 pizca de sal

Preparación:


Precalentamos el horno a 150º C arriba y abajo.

En un recipiente ponemos a calentar en el fuego la mantequilla, el queso, la leche y el azúcar. Removemos y una vez que tengamos la mezcla homogénea retiramos y dejamos enfriar.

A continuación, separamos las claras,  las yemas las añadimos a la mezcla anterior, y a su vez añadimos la ralladura de limón, la esencia y la harina con la maizena tamizadas.

En un bol a parte montamos las claras a punto de nieve con el crémor tártaro y la pizca de sal.

Añadimos las claras con cuidado y siempre con movimientos envolventes a la mezcla, intentando que no se baje mucho.

Horneamos al baño María durante una hora aproximadamente, o hasta que al pinchar con un palillo veamos que sale limpio. Si veis que se dora mucho, lo que nosotras hemos hecho es sobre los 40 minutos ponerle un poco de papel de aluminio por encima para evitar que se siga dorando.

Apagamos el horno y lo dejamos con la puerta entreabierta hasta que esté frío. Una vez que lo tenemos, desmoldamos y decoramos al gusto, en este caso nosotras con azúcar glass.













-

sábado, 9 de marzo de 2013

BUÑUELOS DE VIENTO




Hoy os traemos unos buñuelos que dan miedo de lo buenos que están, si es que han caído uno detrás de otro... como son de viento seguro que no engordan nada no?

Nos entra las nostalgia cuando pensamos en las semana santa de hace unos años, nuestra abuela hacia dos clases de roscos a cual mas bueno, y no sólo eso también arroz con leche, torrijas, pestiños... en fin, que cuando pasaban 3 o 4 días y te querías poner los pantalones te dabas cuenta que habían encogido, siiiii encogido no nos equivocamos porque los postres caseros son la mar de sanos y eso no puede engordar... siempre nos quedan los leggins que se adaptan al cuerpo...jajaja.

Esperamos que os animéis a hacerlos y sobra decir que queremos fotitos de los vuestros!!!

Por último sólo agradeceros que continuéis con nosotras, que cada vez seamos más en el facebook, twitter, blog... sois l@s mejores!!!

Que si, que ya no nos enrollamos más, ya ponemos la receta...

Ingredientes:

- 125 grs harina
- 250 grs de agua
- 40 grs azúcar
- 30 grs mantequilla
- 1/4 tsp de azúcar avainillado
- una pizca de sal
- 4 huevos
- la piel rallada de medio limón

Preparación:

En una olla pequeña ponemos al fuego el agua, la mantequilla, el azúcar normal y avainillado, la sal y la ralladura de limón. Cuando arranque a hervir echamos la harina de golpe y removemos sin parar hasta que veamos la masa se despega de las paredes. Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe un poquito.

A continuación vamos añadiendo los huevos de uno en uno, teniendo en cuenta que no podemos añadir el siguiente hasta que el anterior no esté bien incorporado. Una vez acabamos tenemos que dejar reposar la masa un par de horitas.

Una vez transcurrido el tiempo, ponemos una sartén con abundante aceite de oliva o girasol. Con ayuda de una cuchara( nosotras hemos utilizado una cuchara para los helados ) vamos poniendo pequeñas cantidades de masa en la sartén. Veréis que se inflan así que no pongáis muchas a la vez.

Una vez fritos ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite, y a continuación pasamos por un plato con azúcar... y olé olé olé que ya tenemos nuestros buñuelos listos.